Campillos. "El Internado". El colegio de San José (1973-1986)

Renacer

Nadie mejor que el actual Director y Presidente del Consejo de Administración del internado SAN JOSE, Don Manuel Rodríguez García, para explicarnos el presente y futuro del colegio./

Recuerdo que Don Manuel llegó a Campillos muy joven. Enseguida se le bautizó con el apodo de "EL ARTISTA" porque impartía clases de Arte. Hoy, de aquellos profesores, él es el último que queda en el colegio. Los demás, todos son nuevos.

Cuando lo llamé por teléfono para preguntarle por el colegio y le dije que era Paco Ceballos, me contestó: "Pues yo tenía un compañero que se llamaba Paco Ceballos..." (¡ya me había intentado liquidar!...) "¡Pues ese compañero soy yo!"

Quedamos en vernos y charlar un rato sobre cómo van las cosas en el colegio. Tengo que reconocer que he ido de sorpresa en sorpresa y, todas ellas agradables y en positivo.

Sorpresa porque nunca pude imaginar lo que pasó años después de que nos marcháramos todos aquellos que nos fuimos.
Conozco algunos aspectos de cómo fue cayendo la matrícula del centro hasta llegar a unos límites inaguantables, ya que, durante cuatro años fui el responsable de la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Campillos, razón por la que formaba parte de la Comisión de Escolarización de la localidad.
Era insostenible el que se siguiera subvencionando las unidades del colegio SAN JOSE con el número de alumnos que había por clase, pero el Ayuntamiento no iba a ser quien propusiera suprimir un concierto que permitía sobrevivir a ese centro y a lo que suponía en familias y trabajadores dependientes de el. En ese aspecto, no sé si actuando bien o mal, desde el Ayuntamiento siempre protegimos el interés de aquellas familias.

El colegio fue de mal en peor debido al total abandono de sus responsables. Parecía que se respondía a la consigna de "abandonar el barco"... La situación era lamentable. Cuesta creer que "el creador" de esa obra, pudiera olvidarse de ella y abandonarla a su suerte de aquella manera... La verdad, nunca pude imaginar que ocurriera...

Por una parte, había que indemnizar a los trabajadores a los que se les habían rescindido el contrato. Por otra, había que pagar las deudas contraídas con la Seguridad Social y parte de nóminas no abonadas, lo que suponía un monto muy considerable de pesetas. El colegio parecía destinado a quebrar y desaparecer porque no había quien se responsabilizara de todo aquello.

Pero aquello tuvo solución porque de los trabajadores que quedaban en el colegio, profesores, inspectores, limpiadoras, etc. un grupo de ellos decidió hacer frente a la situación y crearon una Sociedad Anónima Laboral. Decidieron comprar lo que quedaba del colegio. Su precio, hacerse cargo de todas las deudas: atrasos en parte de las nóminas de cuatro años, despidos, y deudas con Hacienda. Y así lo hicieron en agosto de 1997.

Con el dinero que recibieron del PUA de la Seguridad Social (Pago Único Anticipado) pagaron las deudas más apremiantes, las mensualidades de los trabajadores que se marcharon y los despidos.
Buscaron una entidad bancaria que confiara en ellos y que respaldara la operación. Costó, pero la encontraron en el Banco de Andalucía, y con esta ayuda de un buen pellizco de millones y el asesoramiento de la UGT, se embarcaron en la aventura de reflotar ese barco que ya estaba hundido en su particular travesía del desierto.
Fueron años de esfuerzo, sacrificios y necesidades. De trabajo extra no remunerado y sin horario. De veranos trabajados sin cobrar un céntimo, pero el colegio resurgió gracias al coraje y la tenacidad de ese grupo de personas que estaban convencidos de que se podía.

Hoy día, el colegio SAN JOSE de Campillos vuelve a ser una realidad. Remozado en muchos aspectos y actualizado en otros.

Ya no es aquel colegio sólo de chicos, no. Es un colegio mixto en el que, el alumnado y Claustro está formado por ambos sexos. Esto ha servido, según su Director, para que los chicos sean "menos brutotes" gracias a esa presencia femenina. En esto, parece haber vuelto a lo que fue el primigenio colegio, pues, según me aseguran algunos campilleros, al principio, cuando el colegio era tan sólo una academia, también acudían a ella algunas chicas.

El Claustro lo componen cuarenta y dos profesores y profesoras. Dieciocho cuidadores (los que antiguamente se denominaban "inspectores") se encargan de la vigilancia de clases, estudios, dormitorios, etc. El comedor lo atienden cinco personas en régimen de catering que se prepara en el mismo colegio.

El SAN JOSE es un colegio privado, no subvencionado ni concertado, lo que significa que se trata de un colegio privado puro y duro que no recibe ayudas de nadie y que se costea sólo de los alumnos que tiene matriculados. Pero, he aquí la gran noticia: tienen cubierta totalmente su matrícula de cerca de trescientos alumnos (distribuidos en clases de no más de veinticinco) y, cada vez más, una lista de reserva de plazas que aumenta día a día.
Se respira un ambiente de ilusión, de trabajo y optimismo, no en balde, la media de los trabajadores y trabajadoras del centro es de treinta años.

He preguntado a su director si hay algún parecido de este colegio con el que fue. La respuesta ha sido inmediata: "¡Las ganas de trabajar!"
También la asiduidad de notas para los padres y los fines de semana de estudio para quienes no han superado las materias o para quienes no han tenido un comportamiento o disciplina adecuados. Para la resolución de posibles conflictos se reserva el jueves por la tarde.

Es un centro en el que, se podría afirmar, que los libros brillan por su ausencia, excepto para cuestiones puntuales, ya que cualquier información que se precise sobre un tema en particular que se trate o explique en clase, ésta, se obtiene a través de recursos multimedia, lo que convierte a las nuevas tecnologías en una herramienta de trabajo diario.

Cuando escribo esto sobre el colegio, cualquiera puede descubrir que lo hago con enorme satisfacción, y es
Fue un colegio al que siempre le tuve un enorme cariño y me resultaba muy triste que pudiera desaparecer. Verlo de nuevo fuerte y con empuje me satisface enormemente y deseo que tengan todo el éxito que se merecen.

Colegio

OTRO GRUPO DE "IMPRESCINDIBLES" PARA EL BUEN FUNCIONAMIENTO DEL COLEGIO
NOTA: Se trata de una foto antigua y no localizo los nombres de quienes posan en ella. ¿Alguien puede facilitarlos?

Copyright © N-Trance 2018 | www.campilloselinternado.es | info@campilloselinternado.es

¡CSS Válido! ¡XHTML Válido! Recomendación AA